Mis trucos para no faltar al gimnasio.

¿Cómo no faltar al gimnasio?

Buenos días sanotes, como ya podréis observar todos, estamos en octubre y yo, que voy siempre al gimnasio a la misma hora he visto como hubo una gran subida de gente en septiembre, lo que me alegra porque es más gente que busca mejorar su salud, pero ya empiezan las bajas, lo entiendo perfectamente porque yo mismo he estado apuntándome al gimnasio y desapuntándome en varias ocasiones, pero en mi ya es un hábito y os vengo a compartir los truquillos que me han llevado a ello. Hoy os revelaré mis trucos para no dejar el gimnasio nunca.

  • Elige la modalidad que te guste: Esto parece obvio, pero así como hay gente que adora las pesas, hay otra que las aborrece, hay gente que adora el baile y otra que no le ve sentido, así que busca lo que te gusta y hazlo.
  • Se acorde con tus objetivos: Cuando elijas la disciplina que más te gusta, asegúrate que sea acorde a tus objetivos, no intentes tener unos músculos enormes siendo maratoniano o ganar un iron man con 1 hora libre al día.
  • Busca ídolos: Elijas lo que elijas has de saber que ese deporte mejorará tu cuerpo y tu salud, pero si eso no es suficientemente alentador, busca un ídolo al que seguir, busca escaladores famosos, o grandes bailarines, culturistas, boxeadores, crossfiteros, calistenicos… lo que sea e intenta ser como ellos, asume que es poco probable que llegues a ellos porque para algo son profesionales, pero… apunta a las estrellas y llegarás a la luna, que ya es llegar muy lejos.
  • Infórmate: Aprovecha la hora de comer, la merienda, descansos, colas etc. Para poder estudiar sobre tu disciplina, busca las mejoras que puedes aplicar a tu bici, las técnicas y consejos de los mejores nadadores, las rutinas que recomiendan los profesionales de tu disciplina… y cuanto más metido estés en el mundillo, más difícil te será salir.
  • Escoge un “gimnasio” cercano: Tener que ir siempre a un gimnasio (Parque con barras, centro de baile, box de entrenamiento…) que está a una hora de camino acaba minando la moral de cualquiera, escoge el que más cercano este a ti pero que te motive lo suficiente para ir, entrenar en casa es una buena opción.
  • Busca amigos para entrenar: Yo no lo cumplo porque entreno solo, pero es mejor entrenar con alguien que tire de ti los días que estás de bajón, pero si siempre es el otro el que esta de bajón y te boicotea los entrenamientos, mejor entrena solo.
  • Entrena a primera hora: Soy consciente de que rendimos mejor sobre las primeras horas de la tarde, pero yo recomiendo en la medida de lo posible entrenar a primera hora, con el estomago vacio, te quitas de problemas de barriga, problemas del día y cansancio de días puntuales… Además me pasa mucho que, si no entreno rápido, tengo la vocecita que no se calla en mi cabeza y no me deja concentrarme diciendo: “entrena, entrena…”, eso y que algunos días no vas porque tienes más horas para ponerte escusas.
  • Ves porque has de ir: Hay días en los que no me apetece entrenar, ese día cojo lo mínimo, la ropa el agua y salgo corriendo al gym y hago lo que pueda, si hago una rutina al 80% en lugar de al 100% no me preocupo, es mejor que quedarse en el sofá, además una vez que empiezo ya no puedo parar y cumplo con el objetivo, por eso cuando empiecen las escusas, pega un salto y ve al gimnasio, una vez en la calle ya no volverás a casa.
  • Acumula días: Dicen que después de 21 días haciendo algo ya se transforma en un hábito, en el caso de gimnasio no estoy tan seguro porque hay días de descanso y desconectas un poco, pero si es cierto que, cuantos más días lo hagas más difícil es dejarlo, así que apunta todos los días que cumples con ir al gimnasio en una agenda y exponlo en la nevera o en un sitio visible y enorgullécete de todos los días que has cumplido con tu objetivo. Cuantas mas crucecitas haya en tu planing más difícil será volver al principio.
  • Date premios: Sobre todo al principio, prémiate cuando vayas X días al gimnasio o cuando algo que no te salía te sale, ve al cine o comete algo dulce y sano pero que te guste, lo que se te ocurra, así tendrás más escusas para ir que pueden eclipsar alguna escusa para no ir.

Pero el más importante de todos, es que hay que disfrutar, hacemos deporte para estar mejor no para sufrir cada día, así que no te creas esas tonterías del tipo. “Ir al gimnasio es una tortura y hay que ser muy disciplinado y llenar tu vida de sacrificios” porque no es cierto, quizás las primeras semanas si que da pereza y hay que tirar de disciplina, pero después el hacer deporte te hace feliz y comer saludable te hace sentir tranquilo, ligero y a gusto, así que deja de ser una obligación para ser un placer, un placer que todos deberíamos tener en nuestra vida.

Espero que si aún estáis en el gimnasio y os apuntasteis en septiembre sigáis aplicando alguno de estos truquillos y si lo habéis dejado volváis a intentarlo, porque para alcanzar el éxito tienes que dejar un camino de cadáveres llamados fracasos, espero veros mañana sanotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s